COMO SON LOS MURCIELAGOS

Los murciélagos son los únicos mamíferos que verdaderamente pueden volar. Se los agrupa en un orden llamado Chiroptera ( del griego khéir que significa mano y ptero que significa ala).

Para ver la anatomía del murciélago

El tamaño de los murciélagos varía según la especie, desde una envergadura alar (medida tomada de punta a punta de las alas) de 12 cm y apenas 2 g de peso en la especie más pequeña, hasta 2 metros y casi 2 kg en los más grandes.

Sus alas, sostenidas principalmente por los huesos de la mano enormemente alargados, están formadas por prolongaciones de la piel de la espalda y el vientre que se extienden desde los lados del cuerpo, patas y cola. La membrana alar es fina y elástica, consiste sólo de dos capas de piel más una pequeña cantidad de tejido conectivo por donde pasan los vasos sanguíneos y los nervios.

El dedo pulgar de las manos es corto, libre y posee una uña ganchuda (salvo en la familia Furipteridae), que les ayuda a trepar y a aferrarse a los distintos substratos. En la mayoría de los géneros de murciélagos fruteros del viejo mundo (Pteropodidae), también el segundo dedo tiene uña.

Salvo el pulgar, todos los dedos ayudan a extender la membrana alar.

Más información sobre la estructura ósea de los murciélagos, sus alas y el vuelo

Como sus patas también ayudan a mantener el ala abierta, no son capaces de caminar sobre ellas (salvo los vampiros). No obstante la mayoría de los murciélagos camina en "cuatro patas" usando las muñecas. Todos los dedos de los pies tienen uñas agudas y curvas.

Los murciélagos tienen generalmente el pelo color marrón o negro, aunque hay especies grises, blancas, rojas o anaranjadas. Algunas poseen rayas en la cara o en la espalda, o manchas blancas en la cara o sobre los hombros. El largo del pelaje varía con las especies, desde corto y denso a largo y esponjoso. La membrana alar usualmente es oscura, aunque puede tener algo de blanco en los extremos. Unos pocos tienen las alas blancas o amarillentas. 

La forma general de la cabeza varía más en los murciélagos que en cualquier otro orden de mamíferos. Algunos tienen hocicos muy alargados, mientras que en otros las cabezas son anchas y cortas. Esta diferencia de formas está relacionada con el tipo de comida de cada especie. Por ejemplo, los comedores de néctar tienen hocicos largos y puntiagudos, para introducirlos en las flores, mientras que los comedores de fruta tienen caras más cortas y anchas.

Las orejas varían desde pequeñas y redondas a grandes y puntiagudas, y a menudo presentan un lóbulo cartilaginoso (trago) frente a ellas, probablemente con una función sensorial. También hay mucha variación en narices y labios, algunos poseen complejas hojas nasales, pliegues o arrugas en los hocicos. La función de estas ornamentaciones no está bien comprendida aún, pero puede tener que ver con la emisión de los llamados.

El número máximo de dientes de leche es de 22, los dientes permanentes varían entre 20 como mínimo y 38 como máximo.

Una de las creencias más extendidas entre la gente, es que los murciélagos son ciegos, originada en el hecho de que pueden volar y maniobrar perfectamente en la oscuridad. Sin embargo, todos los murciélagos ven bien, aunque algunos poseen ojos pequeños. Experimentos realizados con varias especies han mostrado que son capaces de ver aún con bajos niveles de luz. Aparentemente, los murciélagos carecen de conos en su retina, una característica común en muchos animales nocturnos, y por lo tanto no podrían reconocer los colores.

La gran mayoría utiliza para navegar, comunicarse y capturar sus presas los ecos de sonidos de alta frecuencia que emiten por la nariz o la boca. Esta habilidad, llamada ecolocalización, es mucho mas eficiente y sofisticada que cualquier sistema electrónico comparable desarrollado por los humanos. Estos sonidos están generalmente por encima del límite auditivo humano.

Más información sobre ecolocalización 

Además de los sonidos de alta frecuencia utilizados para ecolocalización, los murciélagos usan voces para expresar emociones o para comunicarse. Se han detectado vibraciones del cuerpo entero, alas y patas, aparentemente controladas a voluntad, cuando están satisfechos y descansando, las que cesan cuando se duermen. 

Casi todas las especies tienen una sola cría por vez (y sólo una vez por año), que toma leche de la teta materna como cualquier otro mamífero. 

En los murciélagos hibernantes, la ovulación se produce en la primavera, mientras que el apareamiento ocurrió en el otoño anterior. El esperma es retenido en el tracto reproductivo de la hembra durante el invierno. En las formas no hibernantes, apareamiento y ovulación tienen lugar durante la primavera.

Generalmente el amamantamiento dura entre 2 y 6 meses, y muchas veces las mamás salen a comer volando con la cría firmemente aferrada a su pecho. Otras dejan a las crías en "guarderías" bajo el cuidado de pocas hembras adultas. 
En la mayoría de las especies las hembras sólo tienen 2 mamas en el pecho (en Lasiurus hay 4 mamas funcionales). 

Los murciélagos son animales nocturnos, aunque muchas veces pueden estar activos en horas crepusculares, rara vez en pleno día. Viven en prácticamente todo el mundo, excepto los desiertos extremos y las regiones polares. Aunque creemos que todos descansan durante el día en cuevas, pueden utilizar una gran variedad de sitios: troncos huecos, debajo de las cortezas de los árboles, entre el follaje, en grietas o agujeros del suelo o de rocas. Unas pocas especies aprovechan los entretechos y otros lugares semejantes de las construcciones humanas. Hay murciélagos solitarios y otros que viven en colonias de millones de individuos. Algunos efectúan migraciones de 1.600 km. durante las distintas estaciones del año, mientras que otros permanecen inactivos hibernando los meses de invierno.

Durante la hibernación hay una gran disminución del metabolismo, por lo que el consumo de oxígeno cae hasta 1/100 parte de la tasa activa normal. Cuando duermen durante el día, muchos murciélagos entran en semitorpor o letargo, con disminución de su temperatura corporal, la que aumenta al despertarse.

Mientras descansan los murciélagos dedican mucho tiempo para acicalar su pelaje, usando la lengua y los pies. 

La posición normal de descanso es cabeza abajo, colgando de los pies, una posición muy confortable para ellos ya que sus músculos y su circulación sanguínea están especialmente adaptados para esta postura. Siendo los únicos mamíferos que pueden colgar patas para arriba, les es más fácil encontrar hogares seguros. No hay muchos otros animales que puedan vivir en el techo de una cueva o en lo más alto del hueco de un árbol. Estar colgados cabeza abajo también facilita el comienzo del vuelo. Simplemente se sueltan y abren las alas para volar en un instante.

Suelen ser muy longevos, llegando a vivir 30 o más años.

De las casi mil especies distintas que existen en el mundo (un cuarto de las especies totales de mamíferos del mundo), solo 3 se alimentan de sangre y una sola de ellas de sangre de mamíferos. Son los llamados vampiros y en realidad no chupan la sangre sino que la lamen de un pequeño corte en la piel que producen con sus filosos dientes.

Otros murciélagos cumplen un rol importantísimo para el mantenimiento de la biodiversidad y la reforestación de claros de las selvas tropicales abiertos por el hombre o por los incendios, al dispersar gigantescas cantidades de semillas de los frutos que comen o al actuar como polinizadores de flores de plantas que de no existir los murciélagos jamás darían frutos, y por lo tanto no se reproducirían. Entre otras valiosas plantas, dependen casi exclusivamente de ellos el árbol que da la madera balsa, plátanos (bananas silvestres), mangos, cactus de distintas especies, entre ellas los gigantes, ágave (planta con la que se elabora la famosa bebida tequila), dátiles, duraznos e higos silvestres, nueces y un árbol clave en los ecosistemas africanos: el baobab.

Unos pocos murciélagos tropicales se alimentan de peces, lagartijas, ranas y hasta de otros murciélagos.

Muchos se alimentan de insectos y son los mayores consumidores del mundo de insectos voladores nocturnos. Algunas especies pueden comer en una sola hora 600 mosquitos!!

Entre los predadores que se alimentan ocasionalmente de murciélagos están las aves rapaces, víboras y otros mamíferos ( como comadrejas, monos, felinos, murciélagos). Algunas personas incluyen a los grandes murciélagos entre sus alimentos.



Como son los murciélagos, ecolocación, anatomía, estructura, alas y vuelo

 

 

 

Inicio o directorio

© Barbastella. Permitida usar la información de esta web citando la fuente

Referencia de esta web: Barbastella, el Mundo de los Murciélagos. Página consultada On-Line el "[-poner fecha del día de la consulta-]". Dirección URL: http://www.barbastella.org

La visualización de esta web está optimizada para una resolución del monitor de 800 x 600